UNA PEQUEÑA APORTACIÓN DESDE MI HUMILDE EXPERIENCIA, SOBRE COMO SE PUEDEN INTENTAR SOLUCIONAR LOS PEQUEÑOS PROBLEMAS DIARIOS QUE SE PRODUCEN EN LAS ESCUELAS.
elpaquez@gmail.com

miércoles, 18 de enero de 2017

SEGUIMOS COCINANDO. APOYOS DE COMPENSACIÓN EDUCATIVA 9




Sin duda alguna, el trabajo con los grupos de apoyo de "compensación" educativa es el que más me motiva, puesto que es aquí donde debo estrujar  mi imaginación didáctica, para poder diseñar tareas que motiven y hagan aflorar las mejores cualidades competenciales de mis alumno/as. Normalmente son grupos que la mayoría de los docentes rechazan, ya que se necesita salir de la rutina constantemente. Hay que  ser muy creativo y olvidarte de poder seguir  las instrucciones que se pueden  obtener en cualquier guía didáctica. Por otra parte, son las que hacen aflorar las mejores cualidades que tenemos como maestros, aunque también  agotan, ya que la energía que se necesita aplicar en mantener el grado de atención y concentración necesario para que l tarea sea provechosa es muy alto. Aún así, el esfuerzo merece la pena, al menos para mí, disfruto mucho de estas clases donde puedo llevar a cabo de una manera más distendida lo que llamo "ocurrencias didácticas".
El curso pasado comencé a trabajar con uno de estos grupos el proyecto Cocinando en la Escuela, consiste en la creación virtual de una empresa de catering para la realización de pequeños almuerzos. Buscamos la forma de financiación, estructuramos el consejo de administración, diseñamos nuestra web, y lo que es más importante, elaboramos las recetas que componen el almuerzo. La motivación viene de forma automática, y la tarea es multicompetencial. Recuerdo la forma en la que trabajamos cada una de las competencias:

Realizamos trabajo de competencia lingüística, expresándonos delante de la cámara y en la redacción de las recetas previas a la grabación.

En competencia matemático y científico tecnológica, cuando realizamos los cálculos necesarios del presupuesto que necesitábamos, así como del remanente con el que podíamos disponer a la hora de realizar la compra en el supermercado, y en los presupuestos generales de la empresa para poder tener beneficios.

La competencia digital la trabajamos al buscar recetas e inspirarnos para  las que íbamos a elaborar,  en la grabación y edición del video que presentamos. y en la elaboración del blog de empresa.

La de aprender a aprender al elaborar el planing del proyecto y de cada una de las grabaciones y de sus diferentes planos, teniendo en cuenta la priorización de tareas y su secuenciación temporal.

La competencia social y ciudadana, la trabajamos de varias formas. La primordial en la importancia del trabajo en equipo para llevar a buen puerto el proyecto.

La competencia emprendedora, es el término que más me gusta para denominarla, queda claro que se trabaja desde el primer momento. Son los mismos niños/as los que deciden la actividad que quieren emprender, valga la redundancia. Son ellos/as los que tienen que ir tomando decisiones para salvar los obstáculos que van apareciendo.

La competencia que incide sobre la conciencia y expresión cultural, está trabajada desde la decisión de elegir unas recetas u otras, un logotipo, unos colores corporativos u otros. aquí sus raíces familiares tienen mucho que ver, también en las decisiones estéticas que se tomaron a la hora de elaborar el vídeo.

Os insertamos la receta para  que podáis realizarla en vuestra casa. Nos encantaría poder recibir por aquí algún comentario a la misma, sería un gran elemento motivador para los cocineros.