UNA PEQUEÑA APORTACIÓN DESDE MI HUMILDE EXPERIENCIA, SOBRE COMO SE PUEDEN INTENTAR SOLUCIONAR LOS PEQUEÑOS PROBLEMAS DIARIOS QUE SE PRODUCEN EN LAS ESCUELAS.
elpaquez@gmail.com

jueves, 16 de marzo de 2017

LA DISTRIBUCIÓN DE ALUMNOS/AS ACNEAEs, (antigua E. Compensatoria). El daño colateral de la libertad de elección.

Estamos cerca de la apertura del plazo de solicitud de plazas escolares de cara al próximo curso 2017/18, y la relación pública /concerta ha llegado a la población, a través de un debate sobre la conveniencia de mantener una red u otra, trufado de medias verdades. Se están lanzando campañas a través de las redes sociales sobre libertad de elección de centro, y muchas aseveraciones que se enfocan desde el lado interesado, para retorcer la realidad ,de forma que se adapte a los intereses de quien expone su razonamiento. Ya lo comenté en una entrada reciente, y  desde luego, reconozco que no puedo desligarme de intereses personales, que me distorsionan dicha realidad por mi coyuntura personal. Por lo tanto, intentaré hablar de un dato objetivo y comentar lo que sucede bajo mi punto de vista. La distribución de los alumnos/as ACNEAEs, sí los antiguos compensatorios, los que pertenecen a minorías étnicas o a grupos sociales desfavorecidos.
Usamos los datos de un estudio que ha realizado CGT en la ciudad de Zaragoza, al que llegué a través de un twitt de mi compañero Fernando Andrés, para verlo PINCHA AQUÍ

Cuando se comenta la distribución entre las dos redes de niños/as con necesidades específicas especiales, no se suele hacer referencia a la individualizada sobre este tipo de alumnos/as. Una familia acepta de buen grado que su hijo comparta pupitre con otro alumno/a que tenga discapacidades intelectuales, es más, les parece progresista y adecuado. Al fin y al cabo, estos niños/as no han tenido otra posibilidad y no tienen opción de salir de su realidad, ya que está marcada por la genética. De esta forma, tenemos muchos centros concertados con aulas TEA (transtornos de espectro autista) y aulas de integración de educación especial. Hay colegios que tienen hasta tres de estas aulas .
Todos/as somos susceptibles de tener, o haber tenido un hijo/a que padeciese un síndrome de este tipo, por eso, también, nos mostramos más solidarios con esta circunstancia, y es ahí donde los centros concertados suelen hacer su acopio de alumnos/as con necesidades educativas que mejora su estadística de atención a la diversidad. Además, tratándose de familias "normalizadas", suelen poder hacer frente a las aportaciones económicas que el colegio requiera para algunas de las actividades programadas. Tienen doble función, acumulan estadística y no solo no repelen la legada de posibles familias, sino que incluso, pueden ser motivo de atracción para alguna.
Sin embargo, con el otro tipo de alumnos con necesidades educativas, las de carácter social, no ocurre lo mismo. Para empezar,son niños/as como los de las familias que consideramos "normalizadas", sin ningún problema físico ni genético, estos alumnos/as en otro entorno familiar seguramente no tendrían necesidad de apoyo educativo. Lo son por pertenencia a grupos sociales específicos, que son diferentes a los nuestros, y no nos sentimos tan solidarios con su problemática. Cualquier padre cree que podría haber tenido un hijo con síndrome de autismo, pero no tenemos tan clara la posibilidad de ser inmigrante !Qué error! y más en estos tiempos. Los vemos como algo diferente y desconocido y nos asusta que nuestro hijo se mezcle con este tipo de alumnado. Por ello,  estos niños niños no ejercen ninguna atracción hacia el colegio que los acoge en los tiempos de solicitud de plaza, todo lo contrario, suponen un rechazo y uh hándicap. Por esta razón,  analizar  su distribución entre las dos redes no es una cuestión baladí, es muy importante, por lo que supone que estén en un centro y por lo que suponen que otro tipo de alumnado deje de estar. Curiosamente observamos colegios cerca de lugares donde se concentra este tipo de población que están llenos de alumnos ACNEAEs y muy cerca centros que no tienen a ninguno matriculado, y si revisamos la titularidad de los colegios, el público es que acumula esta población y el concertado el que carece de ella. No es muy coherente, que cuando se pide que se haga un análisis del tema, siempre se recurra a la misma explicación, las familias tiene libertad de elección, y si hay vacantes en un colegio de la zona no se les puede obligar a  acudir a otro. Totalmente cierto e inapelable, no puedo poner ni un pero a dicha afirmación. No pasa nada si se reconoce la realidad. Ahora, una vez reconocida, es necesario que se tomen las medidas oportunas para intentar equilibrar el tema en el futuro, y eso es lo que no se hace, tal vez porque interesa que la situación se estanque.
La estadística que se presenta es palmaria. Si la mayoría de estos alumnos/as están matriculados en la enseñanza pública, y son los que más necesidades individualizadas tienen, los defensores de la concertada como mejor modelo, deberían reivindicar que se matriculasen en centros concertados, puesto que los mejores, presumen de serlo, deben trabajar con los casos más difíciles. Y sin embargo, no recuerdo haber leído estos días ningún post con esta propuesta. La red concertada debería estar llena de este alumnado, o a lo mejor ¿somos tan ingenuos que pensamos que estas familias al no estar culturalmente en la media eligen  algo que es peor para sus hijos? La respuesta la conocemos todos.
Si se quiere defender que un servicio público no es incompatible con la privatización del mismo, hay que demostrarlo. Cuando vea que se pide la construcción de un centro concertado en una barriada gitana empezaré a creer en las buenas intenciones y en que se busca el bien social, y que por tanto se puede realizar política social desde el sector privado. Mientras tanto, dejad que piense que entre las razones que no se exponen, está cierto carácter mercantilista, que debería estar muy alejado de los principios educativos de un servicio público. No entro en la elección por parte de una familia de un centro privado, ni de la elección de alumnos/as que realiza el mismo, ahí cada uno puede hacer lo que quiera. Pero un servicio público debe tener como prioridad a quien más lo necesita, centrando en estos sectores de población un mayor esfuerzo, para poder tener en el futuro una sociedad más justa y mejor. Está bien que cada uno exhiba sus fortalezas, es lógico, ahora reconocer también tus debilidades y no ocultarlas o negarlas, es síntoma de honradez. No puedo presumir de tener un parque de atracciones y en realidad ser un tiovivo.